Temas » Nutrición Parenteral » Artículos » Beneficios de Nutrición Parenteral en Cuidados Intensivos

Beneficios de Nutrición Parenteral en Cuidados Intensivos

Un sustancial número de pacientes críticamente enfermos desarrollan debilidad muscular. En pacientes críticos que sufren de stress catabólico, la degradación de proteínas excede a la síntesis proteica.1,2

Esto resulta en una pérdida temprana y rápida de masa muscular, principalmente cuándo se trata de una falla orgánica múltiple.1,3,4 Los pacientes críticamente enfermos pueden perder hasta 850 gramos/día de masa muscular, especialmente, en los primeros 5 días de estancia en la UCI.5 

Al menos uno de cada 4 pacientes de UCI desarrolla debilidad muscular.1,3,6

Entre las principales consecuencias negativas de la debilidad muscular tenemos:

  • Incremento de la duración de la ventilación mecánica.6,7
  • Deterioro de la función física a largo plazo.7,8
  • Reducción en la calidad de vida después del alta de la UCI.7,8
  • Mayor mortalidad hospitalaria.9
  • Incremento de los costos relacionados a la salud. .7,8

La Nutrición Parenteral puede ayudar a cubrir los requerimientos de energía y proteína, asimismo ha demostrado tener un impacto positivo en los resultados de los pacientes críticos.4,10-12

 Cuando los pacientes están bajo severo stress metabólico, grandes cantidades de energía y proteína son utilizadas para una variedad de reacciones esenciales para la supervivencia.13,14 Por lo que una adecuada alimentación de los pacientes críticamente enfermos puede evitar consecuencias negativas del hipercatabolismo.4,13

Asimismo, una ingesta adecuada de proteínas y calorías es clave para el mantenimiento e incremento de la masa muscular, fortaleza y función.7,15

 Beneficios demostrados de Nutrición Parenteral:

  • Menor costo de atención hospitalaria16 

Costos totales de atención hospitalaria redujeron significativamente ($3.150) por paciente crítico con contraindicación de nutrición enteral temprana y recibiendo nutrición parenteral dentro de las primeras 24 horas de admisión en la UCI.

  • Reducción de pérdida muscular10

Reducción significativa de pérdida muscular en pacientes con contraindicación de nutrición enteral temprana y recibiendo nutrición parenteral dentro de las 24 horas después de la admisión en la UCI.

  • Menor duración de ventilación mecánica10

Reducción significativa de ventilación mecánica invasiva (- 0.47 días por cada 10 pacientes por días de UCI) en pacientes contraindicación de nutrición enteral temprana y recibiendo nutrición parenteral dentro de las 24 horas después de la admisión en la UCI.

  • Menor número de infecciones y días de antibióticos11

Reducción significativa de infecciones nosocomiales (27% vs 38%) en el período de seguimiento en pacientes que recibieron energía y proteínas acordes a su requerimiento a través de la nutrición parenteral. Asimismo, reducción significativa del número de días de antibióticos durante la intervención (11±8 vs 13±9) y el período de seguimiento (6±7 vs 8±8).

Referencias

  1. Puthucheary ZA, Montgomery H, Moxham J et al. Structure to function: muscle failure in critically ill patients. J Physiol 2010;588(23):4641-4648.
  2. Rennie MJ. Muscle protein turnover and the wasting due to injury and disease. Br Med Bull 1985;41(3):257-264.
  3. Puthucheary ZA, Rawal J, McPhail M et al. Acute Skeletal Muscle Wasting in Critical Illness JAMA 2013;310(15):1591-1600.
  4. Thibault R, Heidegger CP, Mette M et al. Parenteral nutrition in the intensive care unit: cautious use improves outcome. Swiss Med Wkly 2014;144: w13997.
  5. Monk DN, Plan L D, Franch-Arcas G et al. Sequential changes in the metabolic response in critically injured patients during the first 25 days after blunt trauma. Ann Surg 1996;223(4):395–405.
  6. De Jonghe B, Sharshar T, Lefaucheur JP et al. Paresis acqui red in the intensive care unit: a prospective multicenter study. JAMA 2002;288(22):2859-2867.
  7. Heyland DK, Stapleton RD, Mourtzakis M et al. Combining nutrition and exercise to optimize survival and recovery from critical illness: Conceptual and methodological issues. Clin Nutr 2016;35(5):1196-206.
  8. Herridge MS, Tansey CM, Matte A et al. Canadian Critical Care Trials Group. Functional disability 5 years after acute respiratory distress syndrome. Engl J Med 2011;364(14):1293-1304.
  9. Ali NA, O‘Brien JM, Hoffmann SP et al. Acquired Weakness, Handgrip Strength, and Mortality in Critically Ill Patients. Am J Respir Crit Care Med 2008;178(3):261-8.
  10. Doig GS, Simpson F, Sweetman EA et al. Early PN Investigators of the ANZICS Clinical Trials Group. Early parenteral nutrition in critically ill patients with short-term relative contraindications to early enteral nutrition: a randomized controlled trial. JAMA 2013;309(20):2130-2138.
  11. Heidegger CP, Berger MM, Graf S et al. Optimisation of energy provision with supplemental parenteral nutrition in critically ill patients: a randomized controlled clinical trial. Lancet 2013; 381:385–393.
  12. Singer P, Anbar R, Cohen J et al. The tight calorie control study (TICACOS): a prospective, randomized, controlled pilot study of nutritional support.
  13. Oshima T, Pichard C. Parenteral nutrition: never say never. Critical Care 2015;19(3):5.
  14. Oshima T, Deutz NE, Doig G et al. Protein-energy nutrition in the ICU is the power couple: A hypothesis forming analysis. Clinical Nutrition 2016; 35:968-974.
  15. Wischmeyer PE, San-Millan I. Winning the war against ICU-acquired weakness: new innovations in nutrition and exercise physiology. Crit Care. 2015;19 Suppl 3: S6. doi: 10.1186/cc14724.
  16. Doig GS, Simpson F. Early PN Trial Investigators Group. Early parenteral nutrition in critically ill patients with short-term relative contraindications to early enteral nutrition: a full economic analysis of a multicenter randomized controlled trial based on US costs.

Información Relacionada